Tradición de la propiedad del terreno y las edificaciones del Colegio de Santa Librada de Cali

Sobre el terreno y las edificaciones
El terreno fue del Municipio y se lo donó a FESTRALVA -Federación de Trabajadores del Valle de Cauca-, para la construcción de su sede recreacional. Siendo Gobernador DEMETRIO GARCÍA VASQUEZ, se solicitó al Gobierno Nacional (Eduardo Santos, Presidente) la construcción de un nuevo colegio para Cali. Eduardo Santos aceptó y pidió al Municipio que entregara el lote. El Municipio negoció con FESTRALVA la devolución del lote con el compromiso de entregar uno más al sur. Se hicieron cartas de intención y ellas fueron suficientes para que se iniciara la construcción. La edificación la hizo la Nación y se la regaló al Municipio en 1936 con motivo del cuarto centenario de la fundación de Santiago de Cali. El edificio fue inaugurado en 1942. En 1951 se construye la Capilla como tesis de grado de don Alvaro Zamorano (afectuosamente “Morocho") que estudiaba arquitectura por correspondencia con una escuela de Argentina (Escuelas Internacionales). En 1956 se construyen los laboratorios durante la administración de Armando Romero Lozano y la dictadura militar del general Rojas Pinilla. En 1964 se construye el Coliseo por parte de la Gobernación del Valle del Cauca y se le da por decreto el nombre de Coliseo Pablo Manrique.

En 1982 se propone vender el terreno y construir el colegio en las afueras de la ciudad con gran oposición de la comunidad que hace legalizar el dominio, desde entonces, es propiedad del Colegio (terreno y edificaciones). En 1986, se continuó con el querer de reorganizar el Colegio y ubicar en su contexto locales comerciales (*) para fortalecer sus rentas con gran oposición, que llevó una representación de docentes (Rodolfo Poveda, Henry Rengifo; entre otros) a la Comisión Sexta del Congreso a oponerse conjuntamente con Sutev y Fecode a la pretendida intención que fue derrotada definitivamente y archivada.

(*) Los egresados recordamos como en el año de 1978 un grupo de ellos muy reconocidos en la ciudad, realizó el “Encuentro de amor a Santa Librada” en el Hotel Intercontinental con gran asistencia de los egresados, fue un éxito; ya se tenía en esos momentos un plano de remodelación del Colegio, que incluía la construcción de unos locales sobre su periferia precisamente para procurarle nuevas rentas al Colegio.


Los locales comerciales de la carrera 3ª
Son 29 locales pequeños y un parqueadero, propiedad del Colegio, sus rentas contribuyen al presupuesto de la Institución educativa.

Las escuelas
Son seis destinadas a la educación preescolar y básica primaria, inmuebles propiedad del Municipio de Cali.